La obesidad, a lo largo de las diferentes etapas de la vida de una persona, puede ser ligada a múltiples causas. Los factores que pueden influir en la obesidad son entre otros:

1. Factores Geneticos

Estudios han demostrado que una predisposición a la obesidad puede ser hereditaria. Aunque los investigadores han identificado varios genes que parecen estar asociadas con la obesidad.

La mayoría de las investigaciones pretenden comprender mejor la interacción entre estas variaciones genéticas y el desarrollo de la obesidad.

2. Factores Metabólicos

¿Cómo puede ser que una persona sea tan diferente de otra en la forma que su cuerpo utiliza la energía? Las condiciones metabólicas y hormonales no son las mismas para todos, y hoy sabemos que estos factores juegan un papel importante en la ganancia de peso.

Estudios recientes muestran que los niveles de grelina, una hormona reguladora de la ingesta de alimento y del peso corporal, desempeñan un papel importante en el desencadenamiento de hambre y en producir la sensación de plenitud (saciedad).

3. Factores socioeconómicos

Hay una fuerte relación entre el nivel económico y la obesidad, sobre todo entre las mujeres. Las mujeres que son pobres y de nivel socioeconómico bajo tienen más probabilidades de ser obesas que las mujeres de mayor nivel socioeconómico.

No disponer de medios suficientes para adquirir alimentos saludables condenana a muchas familias a alimentarse mal.

4. Estilo de Vida

Comer en exceso y llevar una vida sedentaria favorecen la obesidad. Este estilo de vida pueden ser positivamente afectado con un cambio de habitos.

Lamentablemente en muchos casos también han influido factores culturales que han contribuido a considerar que ser gordito equivale a ser saludable, favoreciendo de esta manera la costumbre de consumir en abundancia alimentos y bebidas de alto contenido calorico.

Nuestros abuelos europeos que habían dejado su tierra en epocas de necesidad, se esforzaban en darnos de comer en forma abundante y nos hacian repetir el plato principal, generalmente pleno de pastas, carnes y azucares.

La falta de ejercicio regular también contribuye a la obesidad y hace que sea difícil mantener el peso. Tanto en niños como en adultos algunas actividades sedentarias como mirar televisión o estar por horas frente a la computadora, contribuyen a la obesidad.

Seguir Leyendo: Consecuencias de la Obesidad